Lago Chungará – Salar de Surire – Colchane: INTO THE WILD

Tramo difícil. Lindo, pero difícil. Espectacular, pero difícil. Caminos pésimos, mal hechos y señalización asquerosamente mala. Paisajes majestuosos. Camino pésimo y mal hecho. Así me la pasaba todo el rato, analizando el “trade off” entre pedalear por un camino vergonzosamente malo y ver la cordillera en una faceta totalmente desconocida. Camino de Mierda!!!! (gritaba de vez en cuando, era imposible avanzar, entre la calamina, arena y tierra, las ruedas simplemente no rotaban)

Baños termales tirados al lado del camino

Baños termales tirados al lado del camino

Daba rabia, porque, teniendo una maravilla natural de tal tamaño, un ruta tan espectacular, no había nada. Autos tampoco pasaban. Ninguno. El camino estaba en pésimo estado y no existía ninguna señalización. De repente el camino se abría en dos y no sabias donde ir. Un cara  y sello. El potencial para hacer una ruta escénica, en medio de la cordillera de los andes, es inmenso, los hechos sin embargo son nulos.  Pueblos, poblados y villas tirados a la orilla del camino, 100% despoblados que parecían de película de terror,  con letreros del gobierno que decían cosas como “obras que unen chilenos” o “reconstruyendo nuestro patrimonio cultural”, me hacían pensar: Me estay hueviando?!

 

Del lago Chungará partí rumbo al Salar de Surire.

Salar de Surire desde arriba

Salar de Surire desde arriba

Vicuñas, llamas, ñandús y viscachas se cruzaban de un lado a otro. Impresionante, muy lindo. Como dato de utilidad pública, el Salar de Surire es el que sale en el billete de $20.000. 

Elija usted para donde va

Elija usted para donde va

El paisaje estaba lejos de parecerse a los estereotipos que se tienen sobre el norte de Chile: Desertico, no hay nada, feo, 0 flora, 0 fauna, etc. Si bien esto no era el paraíso de los animales, lo que se podía observar era interesante y de una belleza única en el mundo, siempre teniendo a la cordillera de los andes como acompañante, con varias cumbres superiores a los 6000 metros de altura, destacando una cadena de tres volcanes, uno de ellos  llamado Guallatiri, considerado como los más activos hoy en día en el país.

En el Salar aloje en otro refugió de la Conaf y después de muchas horas sin ver a nadie me alegré de compartir con más gente. Sin embargo, el día siguiente iba a ser peor. No vi a nadie en todo el día, NADIE, hasta llegar a eso de las 10 de la noche a Colchane, un pueblo que queda de Iquique a la Cordillera, frontera con Bolivia. Fueron unos 100km que bajo condiciones normales me hubiese demorado unas 5 o 6 horas, sin embargo, dada las pésimas condiciones en que se encontraba la ruta, me demore como 12 horas en total, de las cual debo haber empujado la bicicleta unas 6. Fue un día único, definitivamente.

Llamas, llamas everywhere

Llamas, llamas everywhere

No había nada ni nadie, solo la naturaleza, lo salvaje, animales, viento, nubes, pampa, cordillera. Nieve en las cumbres del cerro tres cruces. Pueblos abandonados a lo largo. Así llegue hasta el imponente volcan Isluga, de donde podía apreciarse claramente como salía el humo de su crater. En los últimos 150 años ha hecho 4 veces erupción y se sigue considerando un volcán de gran actividad. Se encuentra en el parque nacional que lleva su mismo nombre, el cual lo encontré una maravilla y de corazon recomiendo visitarlo. A los pies de este volcán y dentro del parque nacional se encuentra el completamente despoblado pueblo de Isluga.

Volcán Isluga

Volcán Isluga

Muy bonito y típico del norte, pero sin gente que viva ahí. Otro pueblo fantasma en el camino. Finalmente llegue a Colchane, un pueblo, esta vez poblado, que sin embargo dejaba mucho que desear en cuanto a lo estético. Estos dos días fueron una jornada única en mi vida, la belleza de la naturaleza era de quitar el aliento pero al mismo tiempo daba mucho para reflexionar en cuanto a como estamos aprovechando todo el potencial turístico que tenemos en nuestro país y como convivir e integrar a las comunidades indígenas  a nuestro desarrollo, de manera armónica  y sustentable.

Para ver el resto de las fotos haz click aquí.

Casa abandonada

Casa abandonada

3 Respuestas a “Lago Chungará – Salar de Surire – Colchane: INTO THE WILD

  1. Pingback: RECORRIENDO SUDAMERICA EN BICICLETA GENERANDO ENERGÍAS RENOVABLES. @AUSTRALROAD | HappyCiclistas·

  2. ¿viajas solo, sin apoyo? cuantos kilos llevas y cuanto promedias de velocidad? me gusta hacer cicloturismo, pero ya no tengo partner.

    • Estimado Fernando:

      somos 2 los que estamos haciendo esta expedición, con todo el equipaje en nuestras alforjas, puedes verlo en nuestra secciòn equipamiento cicloturismo. Llevamos unos 30kilos cada uno y el promedio de velocidad depende del estado del camino, por lo general es unos 10kmph en ripio y 20 en caminos pavimentados. Muchas gracias por tu mensaje y espero te animes para salir a descubrir chile en bicicleta =D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s